sobre mi

Me gusta situarme en el presente, mental y emocionalmente para ver con perspectiva el futuro y aprovechar las experiencias del pasado. Yo creía que con el paso del tiempo nos volvíamos selectivas en intereses y pasiones, sin embargo la experiencia me está mostrando que no sólo se amplían los ámbitos de interés sino que la pasión crece de forma exponencial cuando algo nuevo se presenta. También constato cuántas creencias debemos cuestionar y cambiar. Si algo me define justamente es el cuestionamiento de la realidad a cada instante. No pocos disgustos me ha traído esta forma de estar en el mundo y también grandes aprendizajes: aceptar la incertidumbre lleva a espacios de libertad y creatividad.

Vengo del mundo de la pedagogía, aunque soy una rara avis con una licenciatura en Ciencias Químicas, lo que ha marcado una trayectoria vital en la búsqueda de respuesta a cómo funciona el mundo en general y los seres humanos en particular.

Durante años pude trabajar en el diseño y desarrollo de proyectos educativos donde la neurología era fuente de aprendizaje del funcionamiento cerebral. ¿Cómo aprendemos? ¿Cuáles son los entornos óptimos para el aprendizaje? ¿Qué competencias personales y profesionales definen un buen perfil docente?; a estas y muchas más preguntas he ido dando respuestas diversas desde el desarrollo de múltiples proyectos, investigaciones y formación a docentes.

De forma transversal, la Igualdad y al Coeducación son guías de desarrollo personal y profesional y he toma como lema vital: lo personal es político. Ahora estoy inmersa en diseñar e implementación de Políticas de Igualdad en el ámbito público y privado.

El Autoconocimiento, ese viaje fascinante que haces consciente cuando lo inicias, a veces sin haber comprado billete o elegido medio, es ahora lo que aviva mi pasión.

Sigo en formación continua para ofrecerte el mejor acompañamiento posible en tus procesos personales de cambio. Muchas son las mujeres que, por los condicionamientos sociales, los “qué dirán” y los “me sabe mal” nos hemos ido creando capas de identidad, a veces muy necesarias para sobrevivir, que nos han alejado de nuestro poder personal, de nuestra creatividad, mermando nuestra toma de decisiones, acallando nuestra voz y bloqueando nuestro liderazgo. Ahora es el momento de recuperarlo, desarrollando nuevas competencias personales y profesionales que nos generen una vida más plena y mayor bienestar.

Con las gafas violeta puestas realizo acompañamientos de mujeres, de forma individual o grupal, que desean ganar en bienestar en sus vidas. Aprender a relacionarse conscientemente, creando vínculos sanos es una clave, y otra, tal vez esencial, mejorar la relación con nosotras mismas.

Autoestima, Asertividad y Relaciones, tres claves para el Empoderamiento

¿Te apuntas?